martes, 2 de febrero de 2010

Feliz-feliz...Alegre-alegre

Martes 02 de Febrero de 2010 a las 22:50 hs.
Es muy gracioso porque el domingo dije que me propuse ser feliz y el lunes me llueve una tonelada de estiércol en la cabeza. Es difícil ser feliz, pero no imposible. Mejor que sea así, sino sería muy aburrido no?

Resulta que me entero de alguna que otra cosita, bastante importante, pero que tenia que saber. Así que no me puedo quejar… yo pedí sinceridad y llego; tarde pero llego. Y bueno, son esas cosas que no pasaron antes porque no tenían que pasar. Sino que tenia que salir a la luz ahora. No se si es el destino, dios o la vida. Pero que te dan ganas de mandar a todos de vuelta al lugar de donde nacieron… pero la vida sigue. Y lo que no te mata te hace mas fuerte. Y no es tan malo sentirse triste por algún momento. Total la tristeza pasa y se convierte en un recuerdo, una experiencia mas en la vida que tratamos de elegir.

No da la cosa para filosofar pero solo se puede ser feliz. No podes “ser” triste. Estás triste, no sos triste. La tristeza pasa y volves a ser feliz. En realidad hay que celebrar la tristeza. Si no fuera por ella no sabríamos cual es la antitesis, o sea la felicidad. Voy a ser feliz, como me lo propuse hace unos días… pase lo que pase. Y me voy a poner contento cuando me sienta triste, porque sé que después voy a ser un poco mas grande, alguien con mayor experiencia. Alguien que se alegra de sufrir… alguien completamente LOCO.

4 comentarios:

nati dijo...

Que interesante eso de que no se puede "ser" triste, nunca me lo había puesto a pensar. Y es verdad que quienes conocen la felicidad es porque conocen la tristeza y viceversa. Te felicito realmente!

Valèrie dijo...

Seguimos sosteniendo lo de las antítesis y opino igual que vos. Sin algunas dosis de tristeza...¿cómo podríamos saber qué es realmente la felicidad?
Aunque yo opino que uno no puede ser feliz siempre, la felicidad para mí son momentos :) a veces tan fuertes que quedan grabados en la eternidad...
Espero que esa sinceridad te sirva para abrir los ojos y no te nuble la vista.
Un abrazo Sam!

PD: Si, al café me lo sirvió Amélie...pero no digas nada ;)

nati dijo...

gracias por leerme y realmente ponerte a analizar lo que me pasa, en serio. te agradezco los consejos y además la buena onda.
un beso enorme!

Valèrie dijo...

Me encantó lo que me escribiste sobre Hamlet Sam, y estoy muy de acuerdo con tus planteos.
Uno nunca va a llegar a conocerse del todo aunque está bueno que de a poco vayamos intentándolo para ver hasta dónde llegamos. También es cierto que estamos en constante cambio...como alguna vez lo dijo Heráclito, todo es un fluir y a mi modo de pensar no sé si habrá algo que permanezca. Por eso las inquisitivas preguntas ¿cuando somos lo que realmente somos? ¿existe algun tipo de esencia? siempre van a estar merodeando por mi mente sin llegar a una respuesta acabada.