martes, 27 de enero de 2009

Un pequeño cuento de Gibran para mitigar el abandono en que se encuentra mi Blogg

LAGRIMAS Y RISAS

Una noche, a orillas del Nilo, una hiena se encuentra con un cocodrilo. Ambos se detuvieron y se saludaron. La hiena preguntó:
_¿Cómo se siente hoy, Señor?
_Muy mal_ respondió el cocodrilo_, A veces, en mi dolor y tristeza, lloro y entonces las criaturas dicen: “No es cierto que sufre, sólo son lágrimas de cocodrilo”. Y eso me hiere mucho más de lo que te puedes imaginar.
Entonces la hiena dijo:
_ Hablas de tu dolor y de tu tristeza, pero, piensa por un momento en mi que contemplo la belleza del mundo, sus maravillas y sus milagros, y colmada de alegría río, como ríen los días en primavera, mas los pobladores de la selva dicen: “No es sino la risa de una hiena”.

1 comentario:

Fran dijo...

Claramente no pude resistirme a escuchar esa canción mirando el faro =)