domingo, 5 de julio de 2009

The Wall

Acabo de terminar de ver The Wall y 21 Gramos, acompañado por un par de cervezas... es decir sin otro ser humano que mí mismo. Puede parecer triste pero sinceramente no me preocupa. Resulta que en lugares relativamente desamparados como este es difícil encontrar gente interesante, o por lo menos alguien que me resulte interesante a mi. Así termina mi super programa de sábado por la noche jaja... y no me quejo, me encantan esas dos películas.
Esta muy bueno darse cuenta que tan diferente se puede ser del resto de la masa de seres. Mientras la mayoría no sabe qué hacer porque tienen los boliches cerrados (por el tema de la emergencia sanitaria por la gripe porcina) y andan vagando por ahí sin rumbo; yo hago lo que acostumbro. La verdad es que me encanta desencajar, aunque seguro que se preguntan por qué no me gustan los boliches... que se yo... nunca me encontré cómodo ahí, y ¿qué tiene de malo ser diferente?, simplemente no me gusta. Y no juzgo a aquellos que sí les gusta, y que no pueden hacer otra cosa que salir a bailar... está perfecto para ellos. Nunca que encontré cómodo con tanta gente junta jaja. Siendo tan diferente, escuchando música muy diferente al resto. Hoy me invitaron a salir, pero ya tenía planes peliculeros... así que me quedé con las películas. Bienvenida hubiera sido si quería ver unas pelis, pero no pareció muy atractiva la idea jaja.
Como dije antes se me hace muy difícil encontrar gente interesante por estos lugares, así que soy feliz conmigo mismo. Me gusta ser un individuo. No me gusta estar amontonado en un boliche siendo parte de una misma cosa. al fin y al cabo ahí no voy a encontrar nada que me interese, ya lo intenté y terminé llendome a casa temprano. Puede ser que sea un solitario empedernido y muy feliz con doña Soledad. Creo que hay mucha mas gente que le gusta "el original" que KISS... y prefiere embriagarse a ver una buena película o pasar una velada con algo para recordar en lugar de no acordarse de nada... yo tuve muchas resacas y también noches que no me olvido; y prefiero recordar un bonito rostro a no acordarme de nada, y prefiero el sabor de un buen beso al mal gusto del sexo "porque sí".
Es domingo 5 de julio de 2009 a las 4:30 de la madrugada, y estoy solo escribiendo en mi Blogg, y soy feliz así.

3 comentarios:

Clarita dijo...

Tampoco nunca le encontré el sentido a los bolichongos. Creo que preferiría cien mil veces quedarme viendo THE WALL :)
Abrazo!

Clarita dijo...

Ah! Si te gustan las películas no tan comunes, te recomiendo una que vi el otro día: "Les triplettes de Belleville". Es francesa, una joyita de la animación :)

vaL dijo...

Cambiando el uso de sustantivos masculinos por femeninos, el texto podría ser EN SU TOTALIDAD, el retrato PERFECTO de un 95% de mis sábados desde hace ya unos tres años...
Cualquier cosa que pueda llegar a acotar estaría de más, todo, absolutamente TODO LO QUE DIJISTE, se amolda perfectamente a mi vida y a mi personalidad.